Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, obtener estadísticas y facilitar la interacción con redes sociales. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información haciendo click en "leer más"


PROPUESTA EDUCATIVA VEDRUNA

INTRODUCCIÓN
I. PREÁMBULO

II. QUIÉNES SOMOS Y DE DÓNDE VENIMOS
1. Punto de partida: Joaquina de Vedruna
2. Situación de la sociedad en que vivió Joaquina
3. Respuesta de Joaquina
4. Desde Ella a nosotros y nosotras

III. REALIDAD Y RETOS

IV. LA PROPUESTA EDUCATIVA VEDRUNA
1. Elementos nucleares: la persona, la sociedad y los valores
2. Estilo educativo
3. Contenidos y metodología
4. La interacción con el medio
5. Organización
6. Educadores y educadora Vedruna

V. LÍNEAS DE ACCIÓN

Las HH. Carmelitas de la Caridad Vedruna celebramos contar con esta nueva redacción de nuestra Propuesta Educativa que es fruto de las aportaciones de las comunidades educativas de los cuatro continentes. Es un proyecto de educación, inspirado en los valores del Evangelio, que tiene como centro a Jesús de Nazaret, su vida y su mensaje. Y que se inspira en la intuición de Joaquina de Vedruna que puso en marcha un modelo de educación que llega hasta hoy. Ésta es la convicción que explica esta propuesta educativa. Y a través de esta acción educativa humanizadora quiere anunciar al Dios de la Vida. Hemos pretendido hacer un documento universal, válido para todos los lugares en los que Vedruna está presente: en países con distintas situaciones políticas y religiosas o en las diversas realidades educativas. Y con la finalidad de que todos los educadores y educadoras, con diferentes vivencias de fe y compromiso, puedan sentirse incluidos en el proyecto. Por tratarse de un documento marco requiere que en cada realidad se haga un esfuerzo de mayor concreción dando respuesta a las necesidades
locales. Pensado desde el momento actual, está abierto a las nuevas realidades que nos van a ir exigiendo una renovación continuada. Queremos tener un reconocimiento especial a los colaboradores directos en la elaboración de este documento, por su entusiasmo, interés y competencia.

I.- PREÁMBULO
Este documento surge con el deseo de dar respuesta a la necesidad de renovar la Propuesta Educativa Vedruna elaborada en el año 1993. Pretende ACTUALIZAR y ADAPTAR el contenido del documento anterior al momento histórico que vivimos y a los distintos espacios y culturas en los que VEDRUNA está presente. El documento quiere ser:
¨ Un MARCO DE REFERENCIA que presente y clarifique NUESTRA IDENTIDAD a todos aquellos que, en cualquier lugar del mundo lleven a cabo la acción educativa Vedruna.
¨ Un INSTRUMENTO que ayude a GENERAR UNIDAD Y COMUNIÓN en la acción educativa Vedruna en su pluralidad de formas y posibilite su concreción en proyectos educativos locales. El núcleo fundamental de este documento constituye una APUESTA POR UNA ACCIÓN EDUCATIVA que:
1. genere vida
2. dignifique la vida
3. se comprometa con la vida
• de las personas: impulsando su desarrollo y maduración en todas sus dimensiones.
• de la sociedad: promoviendo la libertad, la justicia, la paz y la fraternidad entre las personas y los pueblos.
• de la naturaleza: cuidando y compartiendo los recursos de forma saludable y equitativa.
4. se realice desde nuestra identidad Vedruna de raíces cristianas y se comparta con todos aquellos que desde distintas opciones y planteamientos apuestan por la VIDA.

II. QUIÉNES SOMOS Y DE DÓNDE VENIMOS
1. Punto de partida: Joaquina de Vedruna
En 1826, Joaquina de Vedruna responde en Vic a la llamada que la impulsa a "formar hermanas que abracen todas las necesidades de los pueblos, ya para ayuda de los enfermos, ya para la enseñanza de las niñas" especialmente de aquellos grupos humanos a los cuáles el sistema imperante ofrecía menos oportunidades. Su iniciativa pone en marcha una institución: Carmelitas de la Caridad Vedruna llamadas a ser fermento generador de vida. Pioneras entonces en Cataluña de una tarea educativa popular, al servicio de la promoción y formación cristiana de la mujer, las seguidoras y compañeras de Joaquina de Vedruna fueron maestras de generaciones de jóvenes, especialmente en el mundo rural entonces predominante. Esta experiencia se convierte en levadura para la acción educativa del futuro. El apellido familiar de Joaquina, VEDRUNA, queda así asociado, en el campo educativo, a un modo de presencia con identidad y estilo propios y a una forma nueva de dar respuesta a las necesidades educativas de su tiempo.

2. Situación de la sociedad en la que vivió Joaquina
La sociedad en la que Joaquina crece y desarrolla su obra es:
• Una sociedad pobre y empobrecida por las luchas de poder y por la inestabilidad generada a causa de los continuos cambios en la dirección política del país.
• Una sociedad con un índice de analfabetismo del 95 % y en la que las pocas escuelas existentes eran insuficientes y carecían de la reglamentación, los métodos, los maestros y los recursos necesarios.
• Un país marcado por la violencia de las continuas guerras y revoluciones.
• Un país en el que la mujer vive excluida de la cultura y de la vida pública.
• Un país en el que las clases sociales más débiles son ignoradas y un 80% de la población carece de los mínimos para vivir con dignidad.
• Un país en el que se está iniciando la revolución industrial y en el que están arraigando las nuevas ideas de la Ilustración.
• Un Estado que se apodera de los bienes de la Iglesia y empieza a legislar en materia educativa, asumiendo progresivamente funciones docentes y de ayuda social que hasta entonces la Iglesia había ejercido en exclusiva.
• Una Iglesia desprestigiada y débil que sufre las consecuencias de las continuas alternancias ideológicas en el poder.
• Una Iglesia inmovilizada que no sabe modernizarse y adaptar sus instituciones al cambio de los tiempos ni hacer frente a las nuevas realidades. Al mismo tiempo, en el entorno de Joaquina, un sector de la misma – obispos, sacerdotes, religiosos y laicos- tratan de generar un nuevo pensamiento y nuevas iniciativas y respuestas. En esta época, la iniciativa de nuevas Congregaciones religiosas, sobretodo femeninas, pone en marcha una red educativa eficaz. Una iniciativa en la que Joaquina y su Congregación son pioneras.

3. Respuesta de Joaquina
En este contexto sociopolítico Joaquina de Vedruna, desde su experiencia de Dios, conmovida por la realidad de su entorno y haciendo uso de su capacidad para saber leer los signos de los tiempos, fundó la Institución Carmelitas de la Caridad Vedruna para ofrecer una respuesta "a las necesidades de los pueblos" en educación, en atención a la salud y a la marginación social. Una tarea que revestía carácter urgente. Joaquina de Vedruna y sus primeras compañeras, con pocos medios y mucho compromiso, aportaron en el campo educativo, escuelas y educadoras. Aprovechando las estructuras ofrecidas por las leyes y buscando favorecer los sectores populares, impulsaron la promoción de la mujer, y ofrecieron una educación inspirada en los valores del Evangelio. Desde su pedagogía, calificada posteriormente como pedagogía del amor, Joaquina inculcaba a sus educadoras su propio código educativo, con palabras tales como:
- "Haced todo por amor, nada por fuerza".
- "Si lográis ganar el corazón de las criaturas de mal gobernar, entonces conseguiréis fruto".
- "No os mostréis demasiado severas, lo echaríais todo a perder".
- "No corrijáis a gritos, ni pongáis mala cara,... y procurad que no se vayan
dolidas y os pierdan el cariño y la confianza".
- "El amor todo lo vence"
- "Nada agrada tanto a Dios como la constancia".
- "Podéis estar seguras que el buen Jesús os ha escogido para trabajar mucho en su viña, esto es, en cultivar tiernas plantas y cuidar a los desvalidos."
Su estilo educativo, basado en el amor y en la compasión; su talante cercano y sencillo, familiar y alegre; su valoración de cada persona y la confianza en sus posibilidades, su sentido de compromiso y solidaridad; su tesón en busca siempre de metas más altas, la llevaron a ejercer una acción educativa y transformadora de largo alcance, que ha llegado hasta hoy.

4. Desde ELLA hasta NOSOTROS Y NOSOTRAS
El impulso y la intuición pedagógica de Joaquina fueron llevados más allá de su Cataluña natal a otras regiones, otros países y continentes. En el siglo XXI la intuición pedagógica de Joaquina, sigue siendo inspiración para los educadores y educadoras que la han asumido, son partícipes de esta herencia y se comprometen con este proyecto. Lo enriquecen con sus experiencias y aportaciones y así lo mantienen vivo como alternativa educativa en nuestra realidad. Hoy estamos en continentes, sociedades y culturas muy diversas:
En países marcados por una pobreza estructural, en los que gran parte de la población vive más duramente las consecuencias negativas de un mundo globalizado generador de exclusión: la lucha por la supervivencia lleva a un intento desesperado por la vida y la realidad desgarradora de la manipulación de la infancia -existencia de "niños soldados", niñas esclavas, prostitución infantil-, ponen de manifiesto situaciones donde las personas son pisoteadas en sus derechos.

En países capitalistas enriquecidos, donde se sufre las consecuencias de un falso bienestar que no satisface las aspiraciones más profundas del ser humano, hace experimentar el vacío que produce una sociedad individualista y en la que se crean unas "necesidades" ligadas al consumismo y contrarias a la humanización.

En todos estos países sus dinámicas excluyentes generan un submundo nacido en su orilla marginal que reclama y cuenta con nuestra presencia y compromiso. Nos encontramos en lugares donde la desintegración de la familia, el ambiente de permisividad, la falta de valores, el crecimiento de la violencia, el menosprecio de la vida humana y la increencia son síntomas que se manifiestan con fuerza. En estos últimos años experimentamos en distintos lugares que el movimiento migratorio ha propiciado un acercamiento entre los pueblos, aunque origine con frecuencia actitudes discriminatorias de racismo, explotación laboral, xenofobia y fundamentalismo. La constatación de estas realidades nos lleva a dar respuestas educativas diversas desde el compromiso común por la dignificación de las personas y la mejora de los pueblos. Junto a las formas más conocidas de educación surgen nuevas modalidades:
atención infantil, talleres ocupacionales, educación en la calle, hogares, atención de adultos, campo de refugiados... Por todo ello estamos presentes en ciudades grandes y pequeñas, en barrios periféricos, en zonas rurales... desde centros educativos propios y no propios y desde otros ámbitos.

III.- REALIDAD Y RETOS
Las tendencias de este mundo globalizado, ponen de manifiesto unos ejes fundamentales que atraviesan la realidad, nos provocan y retan a dar juntos una respuesta:

1. Una sociedad cada vez más plural, nos reta a:
• Manifestar quiénes somos y qué queremos aportar
• Educar en la interculturalidad para una sociedad integradora en la que todos nos resituamos sin que nadie pierda su identidad.
• Afrontar el conflicto que genera la diversidad, (física, psíquica, sociocultural, religiosa...) como una "oportunidad de crecimiento" y no como una "amenaza".
• Buscar complicidades y afinidades con otros grupos "diferentes" tratando de descubrir aquello que nos une, dialogar con ellos y evitar los fanatismos.

2. La homogeneización de la Sociedad, que tiende a convertir a muchos pueblos en satélites culturales de las potencias dominantes, al mismo tiempo que genera reacciones de rechazo entre quienes ven amenazada su identidad y su cultura, nos reta a:
• Arraigarnos en el contexto vital del que formamos parte, valorando e impulsando su cultura y tradiciones.
• Educar desde los intereses de las identidades vulnerables, de quienes son débiles y por ello no son tenidos en cuenta.
• Promover la formación de líderes comunitarios, solidarios y participativos, comprometidos con la sociedad, capaces de promover procesos de transformación social.

3. Una radical separación entre países enriquecidos y países empobrecidos nos reta a:
• Sensibilizarnos y sensibilizar ante este drama.
• Favorecer la toma de conciencia sobre las causas que provocan esta situación.
• Crear condiciones que hagan efectiva la justicia social, la solidaridad y la fraternidad.
• Educar en la austeridad y en el consumo responsable.

4. Un mundo materialista en el que el proceso de secularización ha ido avanzando y ha ido emergiendo un mundo "sin Dios", nos reta a:
• Tener convicciones profundas y vivir desde ellas
• Promover la experiencia de Dios y la dimensión trascendente de la vida.
• Favorecer tiempos y espacios para la interiorización
• Fomentar el diálogo interreligioso y ecuménico.
• Potenciar el diálogo fe-cultura

5. Un mundo individualista e hipercompetitivo, en el que prima el tener y el poder sobre la importancia del ser; marcado, entre otras, por grandes carencias afectivas que generan personas cada vez más vulnerables, nos reta a:
• Crear condiciones que hagan posible educar: en el ser frente al tener; en el servicio frente al poder; en la solidaridad frente al egoísmo.
• Educar en unas relaciones humanas personalizadoras.
• Posibilitar la experiencia de valores como: la generosidad, la gratuidad, la ternura, el perdón, el diálogo, la participación, la defensa de la igualdad...

6. La abundancia de conocimientos que cada día se generan y difunden, nos hace constatar que no podemos asimilarlos ni transmitirlos todos y nos reta a:
• Cultivar una actitud de apertura a los nuevos conocimientos.
• Discernir, seleccionar y jerarquizar los conocimientos de forma que vayan enfocados a construir tanto la identidad personal como la comunitaria.

7. La sociedad de la información nos satura de mensajes desde muy distintos intereses y nos reta a:
• Conocer las claves del lenguaje mediático y desvelar los intereses que ocultan.
• Discernir críticamente y mantener la autonomía personal, ante el riesgo de la manipulación y la masificación.

8. Un mundo en el que la familia, aún siendo un valor socialmente reconocido, sufre en algunas culturas profundas transformaciones y dificultades crecientes, nos reta a:
_ Conocer los nuevos modelos sociales de familia y mantener una actitud abierta y crítica ante los desafíos que plantean.
_ Potenciar el diálogo y la relación corresponsable con la familia.
_ Ofrecer, una tarea de acompañamiento y/o de suplencia cuando sea necesario.
_ Crear condiciones que posibiliten la experiencia de valores como: la fidelidad, el compromiso, el respeto, la preocupación por la otra persona, la comunicación... el amor.
9. Un mundo en el que están brotando crecientes manifestaciones a favor de la paz y la no-violencia nos reta a:
• Comprometernos activamente en la defensa y construcción de una cultura de la Paz junto a todas aquellas personas y organizaciones que la buscan y promueven.
• Desarrollar hábitos y expresiones que testimonien y estimulen actitudes de no-violencia y a favor de la paz.
• Promover una tarea de sensibilización en aquellas personas y colectivos que de alguna manera generan violencia.

10. Un mundo en el que crece la ecosensibilidad nos reta a:
• Fomentar la conciencia de que la naturaleza es un bien común que no nos podemos apropiar y que hemos de gestionar correctamente para la nuestra y las futuras generaciones.
• Comprometernos en el uso racional y el desarrollo sostenible del planeta de forma que no se rompa el equilibrio del ecosistema.
• Desarrollar actitudes, personales y comunitarias, de respeto y cuidado responsable de la naturaleza y de la humanidad como parte integrante de ella.

IV.- LA PROPUESTA EDUCATIVA VEDRUNA
Durante casi 200 años Vedruna ha estado comprometida con la educación y es un patrimonio sólido, consolidado día a día y que ha llegado hasta hoy. Desde el origen, la intuición de Joaquina, recogida por tantas educadoras y educadores ha hecho posible atender las necesidades educativas de los distintos momentos históricos. Hoy este patrimonio es nuestro, lo acogemos y ofrecemos nuestra propia aportación para enriquecerlo. Se trata de hacer vida un proyecto que una vez conocido es capaz de entusiasmar y cuya fuerza está orientada a formar personas nuevas para un mundo recreado.

Elementos nucleares: La persona, la sociedad y los valores
La persona, al servicio de cuya educación nos hemos comprometido es considerada en todas sus dimensiones (física, afectiva, cognitiva, social, espiritual), y en proceso dinámico. Capaz de realizarse en un proyecto de vida con sentido y afrontar los desafíos del mundo contemporáneo. La persona es un ser en relación:
Consigo misma:
_ Consciente de sus posibilidades, puede crecer y cambiar.
_ Fiel a sus convicciones, a su conciencia profunda.
_ Capaz de asumir sus errores, integrar sus límites y convivir con ellos.
_ Capaz de reconocer y valorar su propia historia de vida, su cultura y los valores de su pueblo.
Con las demás personas:
_ Asertiva, cultivando una comunicación clara, abierta y veraz.
_ Respetuosa, dialogante, que integra y valora a las demás personas.
_ Sensible, fraterna y solidaria sobretodo con aquellos a quienes nuestra sociedad ignora ó rechaza.
_ Comprometida con la justicia, de modo especial, allí donde las personas son atropelladas en sus derechos.
_ Impulsora y constructora incansable de la paz.
_ Dispuesta a crear puentes con otras cosmovisiones y creencias.
Con el universo:
_ Libre y responsable, capaz de una relación armónica con él.
_ Promotora de la vida y de cuanto la garantice para todas las personas más allá de su propio presente.
_ Capaz de plantar un árbol, cultivar una flor y acompañar su desarrollo.
Con Dios:
_ Abierta al misterio de la existencia y a la acción de Dios.
_ Consciente de su propia dignidad y de su vocación a realizarse como persona capaz de trascenderse.
_ Sensible a la presencia de Dios que se manifiesta en las personas y el mundo.
_ Vive con esperanza la búsqueda del sentido de la existencia humana.
La sociedad que queremos impulsar está cimentada e inspirada en los valores que hacen posible que la vida humana compartida sea realmente digna.
Una sociedad:
- Fraterna y solidaria:
• Mantiene como aspiración el servicio, la generosidad y el compromiso
• Acepta y valora, apoya y defiende al diferente
• Es sensible al sufrimiento de los débiles
• Promueve relaciones de igualdad e interdependencia entre personas y culturas.
- Libre, responsable y creativa:
• Supera el sometimiento, la dependencia y la exclusión
• Posibilita el crecimiento y desarrollo de los niveles de conciencia y comunicación
• Favorece la actuación libre de las personas sin presión, amenaza ni temor.
• Facilita a sus integrantes organizarse para asumir la historia colectivamente y construirla con creatividad.
- Justa y participativa:
• Defiende con sus estructuras una distribución más equitativa de los bienes naturales y económicos
• Respeta y posibilita derechos fundamentales como la salud, la educación, la vivienda, el trabajo, la libre expresión y participación en el derecho de ciudadanía.
• Educa en la participación y favorece el acceso a la toma de decisiones importantes superando la discriminación: económica, étnica, cultural, sexual y religión.
• Comprometida en la defensa de los derechos humanos. Una sociedad así crece dentro de los límites de un desarrollo sostenible porque "tenemos bastantes recursos en el mundo para el necesitado, pero no para el avaricioso".
Sólo en esta sociedad humanizada puede acontecer la paz como fruto de la justicia. Los valores que queremos destacar, porque consideramos urgentes en esta sociedad, son:
• La vida
• Libertad
• Justicia
• Paz
• Fraternidad
• Trascendencia
La vivencia de estos valores supone por nuestra parte:
• Educar en la defensa de la vida exige:
Sensibilizar de que la vida es un valor desde su comienzo hasta su final. Cuidarla y desarrollarla: potenciando hábitos de vida saludable y responsable; comprometiéndonos en la defensa de los DDHH y desarrollando actitudes, personales y comunitarias, de respeto y cuidado de la naturaleza; trabajando a favor del desarrollo sostenible
y el consumo responsable. Defender la vida allí donde está amenazada: pobreza, enfermedades, malos tratos, guerras, abusos, y otras formas de violencia. Ayudar a vivirla en plenitud y agradecerla como don recibido.
• Fortalecer la Libertad, que lleva a optar por el bien común y que nace de la verdad, el respeto, la honestidad, exige, entre otras cosas:
o Desarrollar la autonomía personal y la responsabilidad; Ofrecer no imponer.
o Promover la participación en la toma de decisiones;
o Valorar la diversidad de propuesta de soluciones
o Desarrollar la capacidad crítica e impulsar la iniciativa y la creatividad.
• Vivenciar la justicia a través de:
o El reconocimiento y la valoración de la dignidad de la persona sin ningún tipo de discriminación.
o Nuestra dedicación y apoyo a las personas desfavorecidas.
o La promoción de estructuras humanizadoras allí donde estemos.
o El compromiso con la causa de los empobrecidos y a favor de la erradicación de la pobreza.
• Promover la Paz:
o Ofrecer espacios y experiencias en las que las personas se sientan reconocidas y valoradas.
o Desarrollar hábitos de respeto, escucha, diálogo, integración de las diferencias y fomentar la convivencia pacífica dentro de la pluralidad.
o Proponer estrategias para el manejo y resolución de conflictos
o Descubrir la fuerza activa de la "no violencia" y la necesidad de ejercitarla día a día.
o Promover la "cooperación" por encima de la "competitividad".
• Promover la Fraternidad nos exige:
o Establecer unas relaciones igualitarias que favorezcan la cooperación y el compromiso solidario.
o Testimoniar en la práctica y promover actitudes de: servicio, diálogo, tolerancia, ternura y capacidad de compasión y perdón .
• Alentar el sentido de Transcendencia conlleva:
o Crear espacios que posibiliten experiencias para salir de sí misma y descubrir a las demás personas.
o Cultivar la dimensión contemplativa y la capacidad de interiorización, que ayude a descubrir a Dios presente y activo en la propia vida, en la de las demás personas, en la naturaleza y en la historia. Los valores que destacamos configuran nuestro estilo educativo y deben impregnar la metodología, los contenidos y las estructuras de nuestra oferta educativa, cuya pedagogía está basada en el AMOR.

Estilo educativo
La pedagogía Vedruna, pedagogía del amor, tiene un estilo propio que gira alrededor de un eje: la valoración de la persona y de las relaciones interpersonales, en un clima familiar, sencillo, cercano y alegre como experiencia educativa fundamental. Esto se traduce en una Educación personalizadora que:
- Hace a la persona protagonista y responsable de su propio crecimiento.
- Promueve un estilo de trabajo que favorece la implicación personal en el avance de su proceso.
- Estimula a la constancia, la tenacidad y la responsabilidad en el trabajo como actitudes formadoras del carácter.
- Crea un ambiente positivo y motivador que hace posible el desarrollo humano.
- Busca el equilibrio entre la propuesta de unas metas exigentes y las capacidades y ritmos de cada persona.
- Invita a descubrir las propias posibilidades y ponerlas al servicio de la construcción de un mundo justo.
- Cultiva unas relaciones interpersonales fundamentadas en el respeto y en el afecto.
- Se posiciona críticamente ante la realidad.

Contenidos y metodología
Cualquier contenido y método no son igualmente válidos para la acción educativa que nos proponemos. Los valores que destacamos deben ser tomados como contenidos de modo que atraviesen todos nuestros proyectos, programas y procesos. Además, la abundancia de conocimientos que cada día se generan y difunden requiere una selección y jerarquización de los mismos y una concreción de los contenidos en coherencia con esos mismos valores Desde el punto de vista metodológico nuestra educación:
- Parte de la realidad y educa para la vida y desde la vida.
- Hace de la experiencia y de los saberes ya existentes el punto de partida para nuevos aprendizajes.
- Enseña más el "cómo", el "por qué" y el "para qué" de los fenómenos y de la realidad y no simplemente el "qué" de los mismos.
- Valora los procesos, no sólo los resultados.
- Asume el error y afronta el conflicto como elemento pedagógico de crecimiento.
- Está integrada en su propio medio con proyección universal.
En coherencia con nuestro estilo, nuestra metodología debe ser:
• Inclusiva: Reconoce el derecho a la diferencia, el deber de posibilitar una igualdad de oportunidades y nos exige respuestas creativas para atender a la diversidad.
• Activa-Reflexiva: Por la que la comunidad educativa aprende en un sistema basado en el principio de "acción-reflexión-acción".
• Participativa-Dialogante: Posibilita la libertad de expresión, de opción y la postura activa y responsable en la elección de objetivos y medios.
• Creativa- Innovadora: Desarrolla capacidades, fomenta la iniciativa personal y el pensamiento divergente en la búsqueda de nuevos caminos.
• Crítica-Liberadora: Analiza los acontecimientos y se sitúa críticamente frente a ellos.

La interacción con el medio
La opción por una educación transformadora nos lleva a revisar nuestra interacción con el medio. Cualquier instancia educativa tiene que ser un factor de cambio social por lo tanto deberá considerar los siguientes aspectos:
_ Integración crítica
La instancia educativa y la comunidad del entono se intercambian un influjo mutuo: la primera irradia su influencia en la comunidad transformándola y al mismo tiempo, se nutre y aprende de ella. Por ello:
- Abre sus puertas a la comunidad local y entra en una dinámica de mutua colaboración.
- Analiza críticamente la realidad del entorno al que pertenece y desarrolla una tarea concientizadora.
- Impulsa la participación ciudadana para que, desde su compromiso, la comunidad sea protagonista de su propia historia.
_ Inculturación
La instancia educativa, inserta en su entorno, entra en un proceso de asimilación de las raíces y expresiones culturales de su pueblo. Para ello:
- Aprecia y defiende el patrimonio cultural reconociendo que es raíz de identidad y fuente de autovaloración personal y colectiva.
- Impulsa el diálogo intercultural para el enriquecimiento mutuo.
_ Interrelación universal

La instancia educativa se relaciona y forma red social con otras instituciones que también se proponen el cambio social y está abierta a la realidad mundial. Para ello:
- Crea conciencia y se sensibiliza sobre la interdependencia mundial
- Participa en acciones conjuntas en la defensa de los Derechos Humanos y la Justicia.
- Forma en la conciencia ecológica y en el uso racional y responsable de los recursos mundiales.

Organización
La comunidad educativa es la estructura clave en la cual todas las personas que la integran hacen su aportación específica al servicio del Proyecto. En coherencia con nuestro modelo educativo hemos de crear estructuras organizativas que favorezcan la vivencia de los valores que perseguimos.
• Estructuras integradas en la comunidad humana a la que pertenecen, trabajando en red con otras instituciones tanto cercanas, como lejanas.
• Estructuras generadoras de igualdad, abiertas a todas las personas desde la situación de las más débiles y con preferencia por ellas.
• Estructuras participativas, flexibles, funcionales y humanizadoras.
• Estructuras creadoras de espacios de reflexión e interiorización. Unas estructuras planteadas así son liberadoras y generadoras de un ambiente de alegría, donde se favorece el crecimiento y se dinamiza la capacidad para "hacer grandes cosas".

Educadores y educadoras Vedruna
Nuestra opción educativa precisa de un educador y una educadora motivados, ya que consideramos que la motivación es esencial e indispensable para llevar a cabo un proyecto educativo de calidad que le entusiasma y compromete Este educador y educadora, conscientes de su aquí y ahora, y sabiéndose en proceso dinámico pone su mirada en un horizonte educativo que da sentido a su tarea.
• Va descubriendo que su aportación, única y personal, es necesaria en un proyecto significativo que comparte con otros educadores y educadoras.
• Se va comprometiendo en educar desde la vida y para la vida situándose como acompañante de procesos y mediador de respuestas positivas.
• Va asumiendo un talante, una forma de hacer que le identifica como una persona afable, cercana, serena, sencilla, abierta, alegre, acogedora y a la vez firme y de convicciones profundas.
• Va haciendo vida los valores destacados en esta Propuesta Educativa y así los hace creíbles.
• Sabe de su necesidad de actualización y se mantiene en formación permanente:
- Atendiendo a su crecimiento personal.
- Exigiéndose una profesionalidad cualificada, un trabajo bien hecho y rigiéndose por principios éticos.
- Formándose en los valores y en el estilo educativo de acuerdo a los principios de esta Propuesta.
Esta educadora y este educador, conscientes de que la vida es un proceso de desarrollo permanente y de que este proceso se hace a partir de su relación con los demás, contempla su realidad personal e interpersonal:
- Reconoce sus posibilidades y limitaciones, se posiciona con sentido crítico ante la realidad y ante su práctica educativa en constante confrontación.
- Entra en relación con los demás se enriquece con la participación y el trabajo en equipo y es capaz de pasar de la competitividad a la colaboración.

V.- LÍNEAS DE ACCIÓN
1) Realizar la difusión de este documento y promover su profundización y concreción a distintos niveles en cada realidad.
2) Fomentar la información, participación y corresponsabilidad de todas las personas implicadas en el proyecto educativo.
3) Dar continuidad a la misión educadora avanzando en el proceso de transformación y adecuación de nuestros proyectos y estructuras al momento congregacional y a la realidad social.
4) Dar nuevos pasos, desde diferentes plataformas educativas, para responder a la realidad de exclusión en los diversos países.
5) Impulsar el trabajo educativo conjunto con las famílias, potenciando el acompañamiento y las acciones formativas.
6) Potenciar el trabajo en red, con el entorno y con las instituciones que desarrollan acciones educativas y sociales en el mismo.
7) Seguir potenciando el proceso de Formación de Educadoras y Educadores Vedruna, a nivel de carisma y a nivel profesional, alentar la participación corresponsable y prever los recursos necesarios.

primi sui motori con e-max

item1
item2
item3
item4
item5